NEWS, NEWS

Loading...

jueves, 25 de abril de 2013

Patrimonio maltratado

Ya han pasado más de dos semanas desde que un grupo de ciudadanos de Donostia se uniera para impedir el derribo del Bellas Artes y su conversión en un hotel. El primer paso estaba claro: recoger firmas y un amplio apoyo para que este emblemático edificio no desaparezca. Pues dicho y hecho; en quince días más de 9.000 firmas a través de una plataforma online, que hasta el 20 de mayo intentará alcanzar las 10.000 peticiones y remitirlas al Gobierno donostiarra.
        
    "El Bellas Artes no se puede tirar, el Bellas Artes no se puede tirar"... Me lo he repetido varias veces este mes, intentando comprender el despropósito que esto supondría. Lo cierto es que no tengo recuerdos de tardes de cine en el Bellas (una pena, porque tuvo que ser especial), pero me une a él algo sentimental, algo relacionado con su arquitectura, su ubicación, su presencia en esa esquina entre Urbieta y Prim, vigilando nuestros pasos, durante casi 100 años. Y es eso, su arquitectura y su historia lo que nos hacen valorarlo y quererlo, por eso es terrible leer que va a convertirse en un hotel de cuatro estrellas y 90 habitaciones.

   Más aún. Celebrando como estamos el bicentenario de la ciudad, y cerca ya de la capitalidad cultural europea en 2016 (si Córdoba no nos la lía mucho), ¿cómo es posible plantearse el derribo del Bellas Artes? Si hasta su nombre nos evoca cultura..., recuerdos..., historia de una época dorada.

     Es muy curioso y descorazonador ver lo rápido que los políticos toman decisiones en las que interviene el sector privado, y la incapacidad de llevar a cabo proyectos de inversión municipal o autonómica, que sí se presentan prioritarias para la ciudad. Léase la estación de autobuses, de tren, Tabakalera... Y lo mismo me da un partido que otro. Esto va más allá de intereses de partido.
   Es más; construir un hotel en el centro, donde la variedad de establecimientos es significativa, con la apertura reciente de uno, a dos paradas de autobús del 'Bellas', y otro que se proyecta en Morlans, ¿es tan vital? Según los datos de SS Turismo, referidos al 2012, las pernoctaciones bajaron un 0.86%, con respecto a 2011. Revelador también el dato de la estancia media, ya que el 38% de los visitantes son excursionistas.

    La cultura es un bien tan preciado que, al mismo tiempo, se convierte en moneda de cambio; cuando interesa se utiliza para alabar el potencial que tiene Donostia y otras, para maltratarla, porque el señor de lo privado nos ha visitado en el despacho con una propuesta bajo el brazo. ¡¿Cómo es posible?! 

    Basta con rebobinar el DVD de nuestra historia donostiarra más reciente para comprobarlo. La Bretxa, el Mercado de San Martín, el primer Kursaal... Una ciudad que será capital de la cultura europea, que presume de su exquisita arquitectura o de su privilegiado mirador hacia el mar, dibujando una de las postales más hermosas de Europa, no puede deshacerse de otro edificio emblemático y singular. Si esto ocurre, perderemos; perderá la ciudad y su patrimonio y perderemos los ciudadanos. 

     San Sebastián, a este paso, será recordada por tener en apenas 300 metros, tres Zara, un Massimo Dutti y una franquicia de zapatos que está en otras 45 ciudades. Ah, espere! y por La Concha. Sí, menos mal que aún nos queda La Concha...


Álbum: My Head Is An Animal. Of Monsters and Men. "Little Talks".
 

miércoles, 27 de febrero de 2013

Con Corinna hemos topado

Corinna aparece en nuestras vidas tras la famosa cacería de elefantes del Rey Juan Carlos en Botswana, donde el monarca se rompió la cadera. Ahí estaba ella. Corinna Zu Sayn-Wittgenstein (impronunciable, la verdad). A raíz de este viaje sale a la luz su personaje, Princesa para algunos, y "amiga entrañable" del Rey como ella misma se define. Ahí es nada. 

        Imagino que nadie se sorprende con estos "secretos" de alcoba; ¡si las monarquías son como esos culebrones de La 1 en donde hay amores, desamores, infidelidades y tragedias! ¡En Zarzuela ha pasado de todo! Lo que a mí me deja loca son los innumerables líos que, día tras día, surgen en los pasillos de Palacio. Primero fueron los maridos de las Infantas; a Elena no le salió bien la jugada y Cristina con el jugador de balonmano se las prometía muy felices hasta que hicieron las maletas a Washington por "temas de trabajo de Iñaki". Urdangarín y el Caso Noos...y ahora Corinna, que mira tú por donde, aparece vinculada a Noos, a raíz de unos emails que se enviaba con Urdangarín.

       En poco tiempo todas las alarmas de Zarzuela se han activado. El lío es muy gordo. Si Bárcenas es un problema para el Partido Popular por lo que pueda decir y tener anotado en sus cuadernos, la aparición de la Princesa en 3 entrevistas, en poco más de 5 días está siendo un quebradero de cabeza para la Casa Real, el Rey y la Monarquía. ¿Qué pretende esta mujer con sus declaraciones? Y para colmo, ¿qué me decís de la portada con la que hemos desayunado esta mañana? Corinna en ¡HOLA! Al más puro estilo Princesa de Gales. Y ojito a la puesta en escena... ¿Acaso no os ha llamado la atención la pulsera que lleva? Me quedo sin palabras y con muchas preguntas en mi cabeza acerca de su procedencia. 

     Corinna está siendo un elemento mediático sin precedentes. Personalmente me genera multitud de dudas; no sé a qué juega. Y me gustaría saber a qué ha estado jugando todo este tipo tan cerca de la Casa Real como ha estado. Si es cierto que ha trabajado para el Gobierno español en asuntos clasificados y qué información maneja.

  
Álbum: The Lumineers. The Lumineers. "Stubborn Love".

lunes, 4 de febrero de 2013

Preparados...listos...¡ya!

No quería, pero he vuelto a escapar del mundo blog. Por diferentes motivos he estado en modo off. 

Y vuelvo. Regreso con más ganas que nunca. Nuevo año, nuevos retos, nuevas aventuras... ¡a disfrutarlo! 

:-)



  Álbum: The Lumineers. The Lumineers. "Ho hey"

lunes, 5 de noviembre de 2012

Responsables irresponsables

¡Saludos de nuevo! Un mes fuera de combate y el blog parado. Octubre ha sido un mes complicado, sin apenas hueco para teclear. A ver si no pierdo la costumbre...

Hoy quiero llevar a este post dos temas que me preocupan. En primer lugar el de los desahucios. Se viene hablando meses de este asunto en los medios y seguro que muy cerca tenemos algún conocido que esté atravesando por este calvario. Afortunadamente no es mi caso, pero aún así, el estómago se me hace añicos cuando veo por televisión a familias que les echan de sus casas.

Parece mentira que en nuestro Estado del Bienestar se estén dando casos de este tipo. Auténticos dramas sociales. Creo que por mucho que lo intente no me van a salir las palabras para describir semejante atrocidad. La impotencia es tal que, una vez que la pieza del informativo, de escaso minuto y diez segundos ha pasado, me quedo con un vacío tremendo. ¿Qué será ahora de esa familia? ¿De esa madre con 2 hijos en paro desde hace unos meses, al igual que su pareja y que por más que lo intentan no encuentran trabajo? ¡Les van a echar de su casa! ¡De su proyecto de vida! Sus ilusiones, sus recuerdos,... todo al garete.

Y es que se dan 500 desahucios al día. Ahí es nada. Desde mi ignorancia en el tema, considero vital un cambio en la legislación (como en otras tantas cosas...). Y sobre todo, lo que no se puede permitir es que un Estado no ayude y auxilie a sus ciudadanos cuando están en situaciones límite. Eso sí; al banco cuando tiene problemas... curación instantánea. Oye! Como si fuera un milagro. Muchísimas entidades financieras han recibido miles de millones de euros del Estado y aún sigo preguntándome para qué. Y claro, de responsabilidades ante tal incompetencia y mala gestión de los bancos, ni hablamos. 

Responsabilidades y responsables... me viene bien para el segundo asunto que me ha traído loca este fin de semana. La fiesta de Halloween celebrada en el Madrid Arena el pasado miércoles. 4 chicas fallecieron a causa de una avalancha dentro del recinto. Una tragedia, sin duda. Un suceso del que espero se depuren todas, pero absolutamente todas las responsabilidades y salgan los responsables a dar la cara. 

Que una macrofiesta se celebre en un recinto que no tenía licencia de funcionamiento (sí, sí, sin licencia...) es grave. Que se exceda en el número de asistentes, que no haya apenas seguridad dentro del recinto, que las puertas de emergencia estuvieran bloqueadas, que entrasen menores... es gravísimo. A cada hora que pasa saltan a la luz nuevos datos sobre la fiesta de esa fatídica noche y de irregularidades administrativas en la gestión del recinto. Se me ponen los pelos de punta al pensar que si nada hubiera ocurrido, seguirían organizándose fiestas con gente que no cumple la normativa y que, encima, se de el visto bueno para ello desde la Administración. Lamentable. Y ojo que la Nochevieja está a la vuelta de la esquina... 

¿Cuántas personas se irán de rositas sin que ya nadie se acuerde de estos casos? ¡Ah! Me gustaría saber si en Francia o Alemania, algún político hubiera dimitido. Qué se yo... algún Consejero y Concejal, por ejemplo...


Para los oídos... Mumford & Sons. Sigo colgada. Especiales. Espectaculares. 


 

Álbum: Babel. Mumford & Sons. "Below my feet".





martes, 2 de octubre de 2012

No vamos a caer

La maldita cifra de parados ha subido. 4.705.279 personas. Ahí es nada. Repetidlo dos veces y se os pondrán los pelos como escarpias. Casi 80.000 nuevos parados que nos deja septiembre; y para este último trimestre del año no creo que haya mejores datos. Cerraremos el año por todo lo alto, ya lo veréis.

Podría criticar mil cosas de por qué hemos llegado a esta situación; por qué hay miles de jóvenes preparados para trabajar y no pueden. Ingenieros, médicos, psicólogos, periodistas, abogados... ¡no saben qué hacer! Repartir pizza o doblar jerseys en alguna tienda es lo único a lo que pueden aspirar (sin menospreciar estos trabajos) después de años de universidad y exámenes. 

La gente sale a la calle. Está quemada. ¡Estamos quemados! No vemos ese cambio que prometían después de que la crisis estallara. Y estamos cerrando el 2012 y...¿alguien ve la luz al final del túnel? ¿Empleo, circulación de dinero...? Yo sólo veo a los mismo de siempre, manejando el tinglado. Cambian las chaquetas pero son todos iguales; ninguno sabe por dónde salir. Y repito: ¡estamos quemados! 

El panorama se complica y creo que no podemos dejar que nos hundan el barco. Que no os engañen. Si se hunde, ellos, los que mandan, se van a salvar y caeremos los de siempre. La gente de la calle. Y eso no puede pasar. No va a pasar.

Como dijo el grandioso Mario Benedetti en 2003...

"Soy un poeta viejo y un viejo poeta, que en lugar de pensar -como muchos de los de mi generación- que los viejos somos sabios, me pregunto, cada día que pasa, si el mundo no estará así porque no les dejamos lugar a los jóvenes".


Recomendación musical... ¡esto anima el cuerpo y alma! ;-)
Para que lo tengáis en vuestro playlist. ¡Imprescindibles! Lo mejor de los últimos años. 
Complicado seleccionar un tema porque todos son geniales.




Álbum: Sigh no more. Mumford & Sons. "The Cave".



jueves, 13 de septiembre de 2012

Controlar los medios

Este verano me he obligado a parar. A teclear lo menos posible, a twittear lo justo y a desconectar de ordenadores, móviles y demás artilugios. Y ha sido un descanso muy saludable. 
Pero ya he vuelto, con miles de historias y noticias en mi cabeza. Unas con más miga que otras (verano es sinónimo de relajo informativo) y alguna que me ha llamado poderosamente la atención. Ana Pastor deja "Los Desayunos de TVE".

Vale! Sí... estaba cantado, pero no deja de sorprenderme. Ya por primavera se oían comentarios al respecto y la rumorología echaba chispas con el asunto. La llegada del Partido Popular al Gobierno, en Noviembre de 2011, implicaba muchas cosas. Los cambios previsibles (que no entendibles) en muchas esferas de la política, la economía, la cultura... en definitiva, de los mandos de gestión y control del país. Lo que viene pasando cada vez que PP o PSOE entran en La Moncloa y ponen patas arriba el chiringuito. 

En RTVE, ese ente público, esa televisión pública estatal, la de todos, las idas y venidas iban confeccionándose. "Pues claro" dirán algunos; "Cómo pasa siempre" dicen otros. De acuerdo, pasa y ha pasado desde el principio, pero no por eso debemos conformarnos con esos cambios radicales, esa manera de meter la tijera cada vez que la chaqueta de quien está en Moncloa es de un color u otro. ¿Dónde está el sentido de responsabilidad y el compromiso con la información de calidad? ¿El compromiso y el deber de servir a una sociedad que además paga, con sus impuestos, ese ente público? Recuerden, Srs. políticos, la tele de todos. 

El que Ana Pastor ya no esté dirigiendo uno de los programas de referencia en TVE, con mejor valoración por parte de los cuidadanos, no deja de ser la consecuencia de un proceder político inasumible y por mi parte criticable. Se trata de una profesional de gran peso, que puede gustar más o menos, pero que destaca por trabajar por y para el periodismo.

Creo que estas medidas, junto a otras, hacen un flaco favor a la profesión, a muchos profesionales que, al margen de política (difícil en un país como éste), trabajan para informar con honestidad, objetividad y responsabilidad. Con el compromiso único y exclusivo de servir a la sociedad. Bajo criterios de relevancia informativa, actualidad e imparcialidad.

Aún espero el día en que RTVE deje de ser un desfile de profesionales del medio. Que deje de ser un circo y que sea, de una vez, una tele plagada de estupendos periodistas, de una cuerda u otra, pero que entiendan que la televisión pública es de todos y para todos, donde se prime la información y la actualidad, frente a intereses partidistas. A ver si los políticos pillan la idea, porque ellos bien que necesitan la televisión para tener controladas a las masas. Para que piensen y opinen lo que ellos quieren. Y a eso le llaman libertad de expresión, derecho a la información. Vaya, igual no entendí bien esto cuando me lo explicaban en la Facultad.


Mi pedacito musical de hoy. :)




Álbum: 21. Adele. "One and Only".

miércoles, 25 de julio de 2012

Jugando con fuego

Los incendios forestales son ya un clásico de las noticias estivales. No hay verano sin que haya algún incendio... o dos o tres. Tristísima realidad que año tras año nos abre los ojos de par en par con el fin de controlarlos, atajarlos y frenar la devastación que provocan. 

El pasado domingo la mirada estaba puesta en la Jonquera, Girona. Tremendas imágenes y relatos de personas que, atrapadas en la carretera, tuvieron que huir entre el pánico y las llamas que se extendían con rapidez por la zona. La mayoría se salvaron tras llegar a la playa, después de descender por peligrosos acantilados. Peor suerte tuvo un señor y su hija, franceses, que fallecieron después de haber cogido una ruta alternativa y descender por esos acantilados, con la mala suerte de precipitarse al vacío y caer al mar.

A última hora de la tarde de ayer, el fuego, que ya ha quemado unas 10.000 hectáreas,entraba en fase de control, aunque la Generalitat asegura que hasta el viernes no se extinguirá por completo. Hasta el momento son 4 los fallecidos.

Esta tragedia natural y humana me lleva a pensar en la irresponsabilidad de algunos, que tiran dos colillas mal apagadas y se van tan frescos a su casa. ¿Tan complicado y difícil es apagarlas y no tirarlas al campo? Parece que sí, que a muchos les trae sin cuidado la naturaleza y la protección de nuestro entorno. Pero además resulta que es como si estos delincuentes (no hay otro nombre para esta gente) se rieran a nuestras espaldas, ya que las sanciones son un tanto irrisorias. 

En este caso, al no ser intencionado, el Código Penal prevé penas de hasta 10 años cuando atente contra la vida. Lo del Alt Ampordá ha sido una imprudencia grave, lo que conllevaría además una multa de un máximo de 400€ al día durante 12 o 24 meses. No está mal, sí. 10 años en chirona o pagando condena y abonar hasta 400€ es correcto, pero abogaría por endurecer aún más las sanciones. Creo que cuanto más elevadas sean las multas, más contundencia en la aplicación de la Ley en estos delitos, más gente se preocupará de tener más cuidado con sus cigarrillos. ¡Nos jugamos el medio ambiente!

Lo de los incendios intencionados es otra historia. Aunque aplicaría la misma receta. Aquí además, hay intención, maldad, y en muchos casos se cobran vidas humanas.

Y una reflexión sobre este asunto. La encontré en la prensa. Un experto en la materia saca a la luz los peligros a los que se ven sometidos nuestros bosques, desprotegidos y tremendamente cambiantes en un mundo globalizado, que ha abandonado, aquí en España, los trabajos de agricultura y ganadería, olvidándose de la gestión forestal, años atrás tan rentable. Esperemos que alguien le preste atención; se dan buenas recetas, buenas soluciones para no volver a ver paisajes arrasados por el fuego. 

Y que llueva también, pronto. 
¡¡¡Hace falta agua!!!




Álbum: Amaral, Amaral. "Llegará la tormenta".
Canción original: Bob Dylan, "A hard rain's gonna fall"